8 formas de proteger tus datos personales

¿Crees que sólo a los famosos les roban datos en internet?¿o piensas que sólo roban fotos? Todo lo contrario. Cada día suceden cientos de miles de ataques informáticos a personas y empresas no tan célebres. Muchos de estos ciberataques no tienen éxito gracias a las técnicas de seguridad digital.
Además de la tecnología, también tenemos que usar el sentido común: ser cuidadosos. Haz caso a los consejos de seguridad virtual y recuerda, en estos casos, nunca se es demasiado precavido. Más vale ser demasiado cuidadoso a lamentarse después.

Phising en el correo electrónico

1. Correos electrónicos internacionales. Parecería mentira pero hay quienes sí creen que los correos en los que ofrecen una comisión por recibir dinero de personas desconocidas son ciertas. O esos mensajes de que te has ganado la lotería cuando nunca has comprado un boleto. Por muy tentador que parezca, incluso seguir el juego a estos correos, es preferible eliminarlos y bloquear a los remitentes. Podrían involucrarte en delitos de los que ni siquiera estés enterado.
2. No accedas a tu banca en línea a través de un link que te mandan por un correo electrónico. Hay quienes se dedican a clonar las páginas de los bancos, los logos, la tipografía para que parezca real. La redacción del mensaje parece oficial y te piden que protejas tus datos entrando al link. En realidad te están pidiendo que les regales toda tu información para hacerte un fraude.

Cuidado con las apps

3. Puede parecer muy útil pero a veces es mejor entrar a tu banca en línea en una computadora personal que por medio de aplicaciones por teléfono. Puedes perder el teléfono y con ello dejas una puerta abierta para que los ladrones puedan entrar a tu banca en línea. No arriesgues tu dinero ni tu identidad.
 

Identifícate si hay SSL

4. Verifica que cuando entras a un sitio, éste sea seguro debe de tener un portal con un certificado SSL que por lo general identificas porque en la barra de direcciones hay un candadito cerrado antes del famoso https://.
5. Entra a los portales ingresando todo el nombre del lugar que quieres visitar en la barra de direcciones de tu explorador. A veces hay clones de las páginas y puedes entrar en la equivocada. No te quita mucho tiempo escribir toda la dirección, así que mejor hazlo.
6. No reenvíes cadenas de correo electrónico. Por muy divertido que sea el chiste o te parezca útil la información, reenviar cadenas permite que los datos de todas las personas que incluyas terminen en las manos equivocadas. Nunca hay que confiarse.
 

Cuidado con las redes sociales

7. No intercambies información privada por chats o redes sociales. Son fáciles de interceptar y no sabemos qué utilidad se le pueda dar.
8. No des información de tus cuentas bancarias o datos personales por comisiones o promesas de bajo riesgo. Los bajos riesgos siempre son altos cuando se trata de tu integridad.