Blog de Seguridad Informática

¿Cómo cobrar nuestro producto con una tienda online?

Es muy importante para las empresas conseguir extender sus acciones hacia el mercado digital. El motivo no es otro que el aumento de ventas a un coste muy bajo. Sin embargo es muy importante ofrecer diferentes maneras de contactar con los clientes. Hay que tenderles puentes para que el momento de la transacción económica, la base del intercambio económico. Sin ella el comercio se ve abocado al fracaso.

Lo ideal es que una empresa procure diferentes maneras de poder comprar nuestros productos o servicios. De esta manera podemos ayudar a que las personas a decidirse. Comprar a distancia puede ser más cómodo porque ahorra tiempo y siempre encontrará el producto deseado.

Hay un método que existía desde antes que la propia red: pagar contra reembolso. Es decir, cuando le llegue el producto ellos pagan. Esto ayudaría al cliente ya que no hace falta que den el dinero sino reciben nada. Eso les quita la incertidumbre. El punto negativo es el retraso en los pagos para las empresas, por lo que hace falta que tengan un buen manejo de su cash flow y de que además sepan negociar con sus proveedores.

Otra forma de hacer el pago es a través de una tienda física. El producto se lo envían pero ha de ir hasta una tienda para pagarlo. Es un poco incómodo sobre todo en ciudades grandes donde no se encuentren los locales. Muchas empresas lo usan ya con diferentes comercios y es una buena opción si luego conseguimos hacer que los clientes se fidelicen y prefieran otros sistemas de compra.

El pago a través de la tarjeta de crédito o débito es la opción más popular en Internet. Es simple y sencillo y cada vez más gente ha superado el miedo a ello. Para poder ofrecer un pago con plástico tendremos que tener en nuestro sistema de certificado digital que permita encriptar los datos y a la facilidad del pago se le sume la seguridad y confidencialidad.

Contratar a un intermediario como Paypal es una buena solución para los clientes debido a la reputación que tiene. El lado negativo es que deberemos pagar ciertas comisiones y además en caso de conflicto suelen inclinar la balanza sobre el usuario y no sobre el comercio. Además se trata del mismo mecanismo de funcionamiento que los certificados digitales, por lo que merece más la pena hacer una inversión en nosotros que en un tercero.

Samuel Noriega Certsuperior

Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Síguelo en Google o en LinkedIn

Comentarios