Blog de Seguridad Informática

Certificados y Firmas se pasan al Digital

Certificado y Firma Digital

 

Sobreviven sólo los que se adaptan mejor al cambio. Charles Darwin

¿Usan ya los certificados de seguridad para fomentar transacciones en su sitio? Pues si lo hacen sabrán que estos certificados SSL están emitidos por un tercero: una Autoridad Certificadora. Es decir, para que el usuario Pedro confíe en la tienda digital Libros SA de CV, que se encuentra en otra ciudad, checa que una tercera persona neutral confirme esta existencia: esto lo hacen las Autoridades Certificadoras.

Por otro lado tenemos la firma digital, que como en el caso del SSL, se trata de un software criptográfico. Con la firma digital lo que se puede realizar es dar por válido documentos con una autenticidad superior a los de la firma manuscrita. Esto sucede porque este tipo de firmas se basan en un procedimiento matemático y que son únicamente propiedad de una persona. Una firma digital se puede usar para aceptar un contrato y se puede enviar por email o incluso por USB.

Las firmas digitales más fuertes son llamadas firmas digitales avanzadas.

Diferencia entre Certificado y Firma Digital

El certificado digital es un documento electrónico y lo que hace es identificar al usuario titular. Por ejemplo, el sitio web Libros Sa de CV tendría un SSL para que el resto de usuarios de Internet sepan que el sitio  www.librossadecv.com es suyo y les pertenece. Para obtener un certificado digital hay que contactar con Autoridades Certificadoras, de otra manera, los navegadores rechazarán a los sitios web.

Por otro lado la firma electrónica es un conjunto de caracteres que identifica a los autores de los documentos y tienen una vinculación jurídica. Por ejemplo, las facturas digitales usan la firma digital, de manera que si emites un CFDI, debes usar tu FIEL (firma electrónica avanzada).

¿Qué me conviene más?¿Certificados digitales o firmas digitales?

La pregunta del millón de dólares: ¿qué conviene más certificados digitales o firmas digitales? La respuesta es: las dos. En un mundo donde la tecnología está avanzando fuertemente y que las empresas más potentes están relacionadas con Internet y la computación, no tener certificados ni firmas digitales es estar en el pasado: ser más lento, menos fiable y darás imagen de mayor atraso.

Samuel Noriega Certsuperior

Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Síguelo en Google o en LinkedIn

Comentarios