Aprende a No Ser Víctima de Ataques de la Ciberdelincuencia – Certsuperior
55 5985 - 5000
Av. Santa Fe no. 170, Col. Lomas de Santa Fe,CP. 01210
Aprende a No Ser Víctima de Ataques de la Ciberdelincuencia – Certsuperior
CertSuperior Banner

Aprende a No Ser Víctima de Ataques de la Ciberdelincuencia

El ataque cibernético que sufren a diario distintas compañías de renombre, son una prueba más de que nadie está exento de ser vulnerado. Ante este evento, señalan que el comportamiento humano es la principal causa de una amenaza cibernética superando al cibercriminal. La “inocencia” o confianza del personal de una empresa es el talón de Aquiles de muchas organizaciones. Es importante saber cuál es la educación que tiene cada individuo que entra a Internet y si es consciente de los peligros que representa.
De acuerdo con una investigación realizada por una importante firma de seguridad informática, se comprobó cómo muchos de los trabajadores de empresas desconocen las buenas prácticas necesarias para proteger la información online, tanto personal como profesional. De ahí que al carecer de una estrategia de seguridad informática robusta se conviertan en blancos perfectos de los cibercriminales. Por su parte, analistas destacan que las empresas deben considerar la forma en que la información se encuentra almacenada, el valor de dicha información y el riesgo de perderla o de que se haga pública.
El cibercrimen podría registrar un crecimiento anual del 40 por ciento debido a que el número de ataques está relacionado con la cantidad de elementos que se conectan a la red, se espera alcance los 26.000 millones de unidades instaladas en 2020. Hoy en día, el tema de defenderse de los ataques cibernéticos sigue siendo un elemento más reactivo que proactivo, pero esto tiene que cambiar. Debe entenderse que es un fenómeno serio, recurrente y que no está orientado a ciertas empresas o personas, sino que todos estamos expuestos; en la medida que estemos conscientes de los ataques seremos proactivos.

Ante esto, algunos consejos que podrían ponerse en práctica son los siguientes:

1) Garantizar que todas las tecnologías de bloqueo como certificados de seguridad, antivirus y firewall estén actualizadas con las últimas firmas para crear la mejor defensa perimetral posible para amenazas conocidas.
2) Analizar la infraestructura de seguridad actual para identificar brechas de seguridad potenciales que las soluciones tradicionales preventivas no prevén.
3) Usar tecnología de aislamiento para identificar y contener el malware desconocido y las amenazas emergentes.
4) Implementar analítica de seguridad para responder al cómo, qué, dónde, cuándo y por qué de una brecha de seguridad.
5) Definir políticas y procedimientos de respuesta ante incidentes para lograr soluciones y resoluciones rápidas.